Blogia
Ciencia y Tecnología

INSTALACIÓN ELÉCTRICA

El suministro de electricidad 

En las afueras de las ciudades existe normalmente una estación transforma­dora. Ahí se rebaja la tensión de la corriente desde miles de voltios hasta 220 V o 380 V, las tensiones utilizadas en los ho­gares de Europa. El transporte de la corriente eléctrica puede realizarse con in­tensidad elevada y diferencia de potencial baja o al contrario. Para minimizar las pérdidas energéticas es conveniente trans­portar la corriente con una intensidad baja, por lo que la dife­rencia de potencial debe ser elevada: alta tensión. 

Desde la central transformadora reductora de la tensión par­ten postes con cableado eléctrico que llega a todos los rinco­nes de una ciudad. Estos cables pueden ser aéreos o, en algu­nas ocasiones, subterráneos. En ambos casos deben estar protegidos convenientemente contra la humedad y para evitar descargas eléctricas accidentales.

La instalación eléctrica en las viviendas  

La electricidad llega a nuestra casa mediante un cable llamado acometida, conectado al contador, que mide el consumo. Del contador parte el cable que llega al cuadro eléctrico, situa­do en la entrada de la casa.

La instalación interior de una vivienda consta de una caja o cuadro de dispositivos privados de pro­tección, así como de un cierto número de circuitos de utilización, que alimentan a todos los puntos de consumo de energía eléctrica que pueda haber en la vivienda.

El número mínimo de estos circuitos y su utilización depende del grado de electrificación. 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres